fbpx
Prácticas abusivas en bancos y aseguradoras
Prácticas abusivas en bancos y aseguradoras
29 abril 2019
Mostrar todo

¿Por qué las empresas inician Procesos de Insolvencia?

Por qué las empresas inician proceso de insolvencia

De acuerdo con la Supersociedades, entre las causas más comunes para que las empresas decidan acogerse a un proceso de insolvencia se encuentran las dificultades para cumplir con las obligaciones laborales, ya sean, bancarias, de entidades de Seguridad Social, de proveedores, entre otras.

Ante las circunstancias de restricciones sanitarias que están incidiendo sustancialmente en una crisis, en contados meses la situación podría desencadenar en una depresión económica a nivel mundial, como algunos estudiosos lo anuncian.  Esto traería consecuencias nefastas para las sociedades como acontecimientos de violencia y estallidos sociales por falta de ingresos básicos para suplir las necesidades puntuales de las familias. De igual manera, todo el rubro financiero de las empresas estaría colapsado.

Se podría pensar que las medidas implementadas por el gobierno de turno son soluciones para paliar la grave situación financiera, que enfrentan los empresarios. Entre estas medidas, se ha contemplado reglamentar la obligación que tienen las entidades financieras de extender, a partir del mes de agosto de 2020 el periodo de gracia para los deudores y la imposibilidad de aumentar las tasas de interés.

Habrá que evaluar en el tiempo cuál será el efecto de estas medidas adoptadas por el gobierno, pues las empresas corren el riesgo de llegar a estar inmersas en situaciones de liquidación por disminución de su patrimonio neto en más del 50 % por perdidas en sus ingresos y colapso de sus operaciones.

Aunque la autoridad que regula como es la Supersociedades y la ley del código de comercio se podrían modificar rápidamente, para que estas empresas en el cual se vea disminuido su patrimonio no se vean identificadas con la norma, se hace evidente que el problema no es la pérdida patrimonial sino el incumplimiento de todas las obligaciones contractuales como arrendamientos, relaciones laborales, pasivos pensionales, procesos ejecutivos en contra con medidas cautelares como el embargo de cuentas, etc.

En este marco hay que considerar una solución para disminuir el riesgo de desaparición de las empresas y poder honrar las deudas cumpliendo con los acreedores, es decir, las entidades del estado como la DIAN, hacienda pública de los municipios, seguridad social, proveedores y acreencias laborales. Por tal motivo, la Constitución Política de Colombia, en su capítulo económico, se refiere a la regulación económica que puede realizar el Estado en las relaciones de los consumidores.

La Constitución explica que, así como los actores de la relación económica, es decir, los acreedores representados por el sector bancario, también los proveedores han tenido la posibilidad de cobrar sus tasas de interés y ganancias, promovidas a través de campañas publicitarias dirigidas a los consumidores. Mediante la publicidad, se imprime el mensaje de la facilidad del crédito (tarjetas de crédito empresariales, créditos rotativos inmediatos, préstamos ordinarios), pero no se informa de las altísimas tasas de interés, que explican las utilidades considerables obtenidas por los acreedores.

◊ Le podría interesar nuestro artículo, ¿La Constitución Política apoya la insolvencia?

Ley 1116 de 2006

Ahora bien, debemos comprender que el contexto económico actual, la antesala a una situación de depresión, debe ser un gran argumento de índole económico impreso en la Constitución colombiana que permite que las empresas se decidan por la opción de la insolvencia empresarial o la reorganización enmarcada en la Ley 1116 de 2006. Este es el salvavidas que permite reorganizar las empresas estructuralmente, de manera que nuestros empresarios, por normatividad constitucional, pueden acceder a procesos de insolvencia acogiéndose a dicha ley.

La ley de insolvencia permite la graduación de todos los créditos. Equivale a clasificar los créditos en orden de importancia ya sean fiscales, laborales, hipotecarios, de garantía mobiliaria, bancarios u ordinarios.  Igualmente, esta ley trae una serie de aspectos positivos para las empresas, como: 

  • Reorganización de todas las operaciones.
  • Disminución del interés de mora de las obligaciones.
  • Extensión del plazo de pago.
  • Detención de los procesos ejecutivos (embargos)
  • Aplicación fórmulas de planeación financiera.

Por supuesto, al aplicar la ley de insolvencia, es posible conservar los puestos de trabajo que se requieren, eliminando prerrogativas o ganancias descomunales que tienen algunos socios, quienes detentan cargos laborales con asignaciones de salarios que no concuerdan con la realidad financiera de la empresa.

Incluso la reingeniería se aplica en el área de marketing como es el referente al producto que se ofrece a sus modificaciones, a la competencia a las campañas de venta y todas las estrategias que se puedan establecer para obtener mejores indicadores de esta forma se van disminuyendo los riesgos del fracaso, haciendo más viable el negocio, de otro lado están los detractores sobre la insolvencia quienes la categorizan y consideran como una estrategia para burlas

Para realizar un proceso de insolvencia empresarial no basta con la consultoría de abogados y contadores.  Se requiere de unos representantes o administradores de la empresa que estén dispuestos a cumplir con la reglamentación incursa en toda la normatividad que regula el proceso. Cualquier irregularidad de tipo operativo que realicen los socios o administradores genera consecuencias nefastas para el proceso, incluso situaciones de responsabilidad penal para los representantes de la empresa. Por este motivo, se debe propender por un análisis concienzudo sobre las habilidades del abogado que va a representar a la empresa.

¿Cuál es el consultor idóneo para el proceso de insolvencia?

Los procesos empresariales de insolvencia requieren el concurso de profesionales como abogados tributaristas, comerciales y revisores fiscales. Si el proceso de insolvencia aplica para una empresa, se requiere cumplir con requisitos tan importantes preceptuados en la ley 1116 de 2006 como entre otros llevar la contabilidad al día acompañada de un sinnúmero de certificaciones emitidas por contador o revisor fiscal  

Es fundamental que un abogado especializado en derecho económico capaz de analizar el estado financiero de una empresa detente las habilidades para generar un plan de negocio estructurado, además la capacidad de lograr acuerdos negociados con los acreedores y con el apoyo de los contadores, lograr presentar una graduación de créditos e inventarios muy técnico  pues deberá enfrentarse a las objeciones que resulten en la audiencia  de créditos, cabe anotar que la Supersociedades es una  de las jurisdicciones más técnicas en el contexto.

En Estevéz Abogados y Consultores, les brindamos nuestra asesoría jurídica especializada que necesitan las empresas en materia de insolvencia empresarial. Visita nuestra Líneas de servicio, estamos siempre dispuestos a adaptarnos a sus necesidades. 

Dr. Sergio Estévez Jaimes
Dr. Sergio Estévez Jaimes
Abogados consultores en Derecho Económico, especializados en: Derecho de insolvencia empresarial y tributario. Bucaramanga, Colombia.

1 Comment

  1. […] Si quieres Conocer más al respecto te sugerimos nuestro artículo ¿Por qué las empresas inician el proceso de insolvencia? […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Share via
Copy link
Powered by Social Snap